CatálogoGrupos temáticos Novedades
ContáctenosCondiciones de envío Mapa del sitio
Otras colecciones
 
 

 

Espadas y plumas en la monarquía hispana
Autor: Thomas Calvo
Tamaño: 329 pág. / 24 x 17 cm
Año: 2019
ISBN: 978-607-544-072-9
Coedición: Casa de Velázquez y El Colegio de Michoacán

Precio: $ 340     
  US 15

Descripción

Cuando la oralidad era imperante, siete soldados de la Monarquía sintieron la necesidad de escribir sus autobiografías en la primera mitad del siglo XVII. Entre ellos, el capitán Alonso de Contreras, cuya obra, vital, cautivó a Ortega y Gasset. Con sus plumas retrataron al Imperio, del Mediterráneo al Índico. Esa fotografía del Leviatán -el Estado Moderno-, en sus años formativos, constituye el principal propósito de este libro, en un acercamiento pragmático, inmerso en la cotidianidad, jocosa o trágica. Se siguen vidas a salto de mata, rescatando sus sueños y tropelías, restituyendo sus vivencias y, con ellas, las de una época, así como parte de la maquinaria imperial, cuando el sol se ponía sobre la Monarquía. Todo se ensarta, en definitiva, alrededor de dos preguntas, ¿Cómo se pasó de la espada a la pluma, otro ejercicio de esgrima? ¿Cómo las dos dibujan universos, de Italia a Filipinas, pasando por España, hacia 1600-1650?

Índice

INTRODUCCIÓN. Una historia que pudo ser o no ser; PRIMERA PARTE. VIDAS DE SOLDADOS: EL IMPERIO A RÍO REVUELTO. Capítulo primero. Discurso y vida del capitán Alonso de Contreras: entre dos siglos (1582-ca. 1645). I. Abriendo el opus. II. Una vida al filo de la espada. III. El siglo de las introspecciones (1580-1670). IV. El crujir de la columna. V. Escribir su vida. VI. Escribir en el siglo XVII. Capítulo segundo. Un bosque de vidas. I. Montantes desquiciados que enmarcan estas vidas: Benvenuto Cellini y Estebanillo González. II. Las vidas en sus diferentes tiempos. III. A la guerra me lleva mi necesidad. IV. Ser soldado del rey. V. La negra honra. VI. Las madrigueras del espacio imperial. VII. A cada cual su vida dentro de la Monarquía Hispánica. VIII. Unos huérfanos en busca de familia o de lazos de clientela. IX. Servir a ambas majestades. X. Los fieles enemigos. XI. Ser español en tiempos de la decadencia; SEGUNDA PARTE. LOS SOCORROS DE FILIPINAS (1613-1620): EL FRACASO DE UN GRAN DESIGNIO IMPERIAL. Capítulo tercero. De Sevilla a Manila o cómo acabar con el galeón de Manila. I. La tregua armada (ca. 1610-1620). II. ¿Acabar con el galeón de Manila? Esto es cosa ridícula. III. Horacio Levanto, hombre de negocios y arbitrista. IV. ¿Puede una armada pasar por el ojo de una aguja? Capítulo cuarto. Levarse con la armada. I. Un elenco digno de Discurso de mi vida. II. La logística de una operación militar-naval entre 1616 y 1619. III. Soldados muy rotos, pocos artilleros y menos marinos. IV. ¿Levarse o no levarse con la armada rumbo a Filipinas? V. Se baja el telón sobre las armadas de Filipinas; TERCERA PARTE. UNA VIDA DESPUÉS DEL DISCURSO DE MI VIDA. Capítulo quinto. El paso por Sinaloa (1635-1638). I. La provincia de Sinaloa. II. Cierto aire procedente de las lejanías: Sinaloa hacia 1640. III. Los jesuitas en Sinaloa (ca. 1630), entre evangelización y religiosidad barroca de frontera. IV. Jesuitas, capitanes y el presidio de Sinaloa como pieza fronteriza. V. Las revoluciones en el presidio (1635): ¿Cómo cayó Contreras en el caldero? VI. Alonso de Contreras en sus obras: ser capitán de presidio (1636-1638). Capítulo sexto. De castellano de San Juan de Ulúa a sargento mayor del reino (1638-1643). I. San Juan de Ulúa -la llave de este reino- esperando al castellano Contreras (1535-1635) II. Los tiempos de Cadereyta (1635-1640): defensas terrestres o la armada de Barlovento. III. El capitán Alonso de Contreras, portero de la Nueva España (ca. 1639-1641) IV. Don Alonso de Contreras, sargento-mayor del reino de Nueva España; CUARTA PARTE. NUEVOS MUNDOS, MISMOS UNIVERSOS. Capítulo séptimo. Los mares indianos en 1638, surcados por naves y noticias. I. Filipinas en 1637-1638, gloriosa bisagra imperial. II. Navíos y noticias por el Caribe. III. El mayor milagro que en muchos siglos ha dado Dios a esta monarquía en 1638. IV. Venimos con propósito cierto de victoria, y así hemos de cenar en Amberes, o desayunar en los infiernos. V. De aquí adelante no se impriman cosas semejantes. Capítulo octavo. Médicos de su honra. I. Manila, 12 de mayo de 1621, muertes bajo el cobijo de la noche. II. Muchos otelos en un mismo mundo. III. Los amantes de Santa Potenciana. IV. Los laberintos del amor. V. El castigo de los amores culpables. VI. El honor, vara de justicia; DESPEDIDA; FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA; ÍNDICE ONOMÁSTICO; ÍNDICE GEOGRÁFICO; TABLA DE CONTENIDOS